El aumento anunciado por el mandatario busca proteger a la clase obrera de los efectos de la guerra económica. 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este lunes un aumento del salario integral del 95 por ciento de cara al Día del Trabajador que se celebra este 1 de Mayo, con el objetivo de cuidar a la clase obrera de los efectos de la guerra económica.
"Es una guerra económica brutal que la vamos a contener y vamos a avanzar", aseveró y recordó que se trata del aumento salarial número 44 desde la Revolución Bolivariana.
El salario mínimo aumentó de 392.646 bolívares a un millón bolívares y el bono de alimentación pasa de 915.000 bolívares a 1.555.500 bolívares mensuales, con vigencia desde el pasado 15 de abril, por lo que el ingreso mínimo legal de los trabajadores del país suramericano se ubicará en 2.555.500 bolívares.