El mandatario venezolano acogió las recomendaciones de la Asociación Bancaria de posponerlo al menos sesenta días. 



El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este martes la postergación de la reconversión monetaria por sesenta días más. El mandatario tomó la decisión tras una reunión con la Asociación Bancaria de Venezuela y el gabinete económico: "Creo que hay que dar un período superior para la entrada en vigencia de la reconversión", dijo durante una intervención en el canal del Estado.

La entrada en circulación de los nuevos billetes estaba previsto para el próximo 4 de junio. El presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, Arísitides Maza, recalcó que la introducción de un nuevo cono monetario "es una necesidad urgente y una decisión acertada que puede apalancar el desarrollo económico del país".

Aunque Maza, en nombre de la Asociación, propuso un plazo de 90 días, el mandatario planteó que fuese en dos meses. Sin embargo, Maduro estuvo de acuerdo en un plan 'antiestrés', que permita la convivencia de los billetes viejos y nuevos por un período que aún está por determinar.