Es patrimonio cultural viviente del estado Guárico


** Señala que hoy en día el pueblo tiene más acceso a la lectura, pero que la tecnología es mucho más avasallante 

Frank Reyes 
Fotos: Julio Ramos
Notiexpres24
Cincuenta y cinco años tiene Guy Alex Silva como cultor de tradiciones venezolanistas. Es pintor, escultor, miniaturista, ecologista, actor, poeta, y cuenta cuentos. Su trayectoria como exponente del arte multifacético lo llevó a merecer una acreditación como Patrimonio Cultural Viviente del estado Guárico.

Hablar de él es hablar de uno de esos personajes con una vida errante, con su sencillez y humildad, se han caracterizado por permanecer en el corazón y en la memoria de nuestro pueblo como un sujeto fundamental en el proceso cultural que vive el país y especialmente en Guárico.

¿Qué hay de nuevo poeta?

-Aquí, pelando gajo, pero feliz, viviendo del amor a lo que uno hace. Ya ves andando de aquí y allá, nunca he sido conforme ni conmigo mismo. He venido a Valle de La Pascua, donde viví y dejé muchos de mis sueños, por una invitación que me hizo el Gabinete de la Cultura para dictar algunos talleres de arte escénico, ojo sin cobrar ni medio por eso…(se ríe). Bueno por supuesto agradecido por esa deferencia.

¿Siempre contestatario…?

-Las cosas hay que decirlas con nombre y apellido. El Estado venezolano aún mantiene una gran deuda social con los cultores y artistas de este país. No se come con homenajes. Todavía falta mucho. Hay una gran necesidad de viviendas, pensiones y acceso a un mejor sistema de salud. Esas son exigencias de quienes toda su vida han dedicado, sin politiquería, a hacer crecer este país.

¿Desde antes de la “revolución” a la fecha no ha cambiado nada entonces?

-Solo algunas cosas. La realidad es que los cultores seguimos siendo instrumentos de la política complaciente. Uno que ha recorrido todo el país puede notarlo. La verdad, muchas de las reivindicaciones prometidas no se han cumplido. Debo ser sincero, en este momento tengo una asignación como maestro honorario de la Casa del Artista y en virtud de ello hacemos un trabajo más allá de las limitaciones propias y carencias.

Abordando otro aspecto: ¿Consideras que hay más interés por la lectura hoy en día?

-Hoy en día el pueblo tiene más acceso a la lectura, pero la tecnología es mucho más avasallante. Observa a un niño de apenas año y medio, dale un celular y verás que de inmediato se lo coloca al oído. Esta generación yo la llamo la “tecnológica”. Sin bien es cierto que hoy los espacios son más abiertos a la adquisición de libros, no es menos cierto que es muy reducida su frecuencia. Nuestros jóvenes y estudiantes se interesan más por el Internet, las tabletas y los inalámbricos con todas sus funcionalidades.

¿Dónde dejó a Reverón…?

-Él está muy bien, gracias (risas). Si te digo que perdí la cuenta de las veces que he personificado a Reverón, no me lo vas a creer, Por cierto, para esta Filven trajimos varias escenas; vamos a representar a Paulo Freire que fue uno de los pedagogos más significativos del siglo XX, que instruyó una nueva forma de enseñar entre el estudiante y el docente. Le decían el educador de la liberación. Y por supuesto también montaremos un performance de Armando Reverón.