El Papa Francisco se refirió este lunes a la situación en Venezuela y sostuvo que reconocer al presidente de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, Juan Guaidó, como el “presidente interino” de Venezuela sería una “imprudencia pastoral”. Durante su visita a Panamá, El Papa Francisco consideró que “sería una imprudencia pastoral y haría daño ponerse de la parte de unos países o de otros”.
“Deseo el bien de todos los habitantes del país”, dijo Francisco. Ante 70 periodistas que lo acompañaban en el avión que regresaba a Roma insistió: “¿Qué es lo que me asusta? El derramamiento de sangre”.

Finalmente ofreció su ayuda para serenar la situación y prevenir un conflicto armado en el país.

(LaIguana.TV)