El vicepresidente brasileño asevera que su país hará todo lo posible para evitar un conflicto militar con Caracas.

|.- El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão, ha hecho un llamado a la búsqueda de soluciones pacíficas a la situación venezolana, aseverando que su país no maneja la opción de apoyar una intervención militar contra Caracas.

"Brasil no lo considera en ninguna hipótesis", afirmó este lunes Mourão en entrevista con GloboNews, tras ser indagado sobre la posibilidad de que se le permita a EE.UU. utilizar el territorio venezolano para una eventual intervención militar.

Hablando en Bogotá (Colombia) en el marco de la reunión del Grupo de Lima, el vicepresidente aclaró que Brasilia trabaja para evitar que la crisis se convierta en un conflicto regional, y explicó que cualquier presencia militar extranjera en Brasil debe contar con la autorización del Congreso nacional.

El Gobierno de Jair Bolsonaro "simplemente no puede" permitir el ingreso de las fuerzas de forma unilateral, subrayó Mourão, añadiendo que "la mayoría" de los funcionarios en torno al presidente comparten esta postura.

Previamente, el vicepresidente brasileño había asegurado que su país podría brindar ayuda económica a Venezuela para su reconstrucción en caso de ser necesario.

¿'Ayuda humanitaria' o intervención militar?

Las declaraciones se producen después del intento fallido del autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, de forzar la entrada al país sudamericano de la 'ayuda humanitaria' proveniente de EE.UU., que dejó violentos choques el sábado en la frontera con Colombia.

Venezuela ha reiterado que la entrada al país de la supuesta 'ayuda humanitaria' sería el primer paso para una intervención militar en su territorio, y ha expresado que no tolerará ninguna injerencia extranjera para abordar los problemas que, según Caracas, los propios venezolanos se encargarán de resolver.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, había destacado que, si EE.UU. realmente quiere ayudar a Venezuela, debería descongelar los "casi 10.000 millones de dólares" que necesita el país y que han sido bloqueados por orden de la Casa Blanca, en lugar de forzarlo a aceptar la 'ayuda humanitaria'.


| Actualidad.RT.com