Con el Lcdo. Héctor Rafael López                             
CNP: 21512  
                

Hoy nos  ocupa este tema tan controversial,  en primer lugar está este derecho humano (el derecho a estar informado)  consagrado en casi la totalidad de las constituciones del mundo, por otro lado están: la censura, las grandes corporaciones mediáticas plegadas a los interese del gran capital y el poder político  y militar de las potencia dominantes, amén de la autocensura motivada por el temor y en algunos casos por confluencia de intereses

 Como podríamos definir el derecho a la información: según Jorge Pan, del observatorio de políticas públicas de derechos humanos en el Mercosur; el derecho a la información es un  “pilar del estado de derecho”.   Y afirma que no puede haber vigencia del estado de derecho, sin derecho a la información, ya que este a su vez garantiza la libertad del pensamiento. En consecuencia, sin derecho a la información, tampoco puede ejercerse el control ciudadano de la gestión pública.

Temprano, en el año 1789, ya se había establecido en la declaración universal de los derechos del hombre y del ciudadano, la libertad de expresión o de pensamiento, ampliado ciento cincuenta años después por la declaración de las naciones unidas, con el concepto de “libertad de información”. Se trata de un derecho fundamental, que alcanza no solo a los periodistas o a empresarios de la comunicación e información, sino a toda persona independientemente de su condición.   

En este contexto o circunstancia, aparece en escena el Sr. Julián Paul Assange, ​mejor  conocido como Julián Assange, un programador, periodista y activista de Internet australiano y naturalizado ecuatoriano, ​ conocido por ser el fundador, editor y portavoz del sitio web WikiLeaks en el año 2006, una web que publica documentos e imágenes confidenciales, generalmente filtrados por fuentes no identificadas públicamente con el fin de develar escándalos y casos de corrupción.

En abril de ese año, el sitio fue noticia en todo el mundo al revelar fotos de soldados estadounidenses que disparaban desde un helicóptero y causaban la muerte de 18 civiles en Irak.
Para sus admiradores, Assange es un valeroso adalid de la verdad. Para sus críticos, sólo busca publicidad aun a costa de poner en peligro las vidas de otros al revelar información de carácter sensible.  Quienes lo conocen lo describen como una persona intensa, motivada y muy inteligente, con una capacidad excepcional para descifrar códigos informáticos.

Tras siete años de haber permanecido como asilado o refugiado en la embajada de Ecuador, el nuevo presidente de ese País decide retirarle el asilo diplomático, así como la naturalización ecuatoriana. La Fiscalía General del Estado dispone la práctica de nuevas diligencias, específicamente en la embajada en Londres. 

La editora en jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, criticó a Ecuador, en su entrevista para el periódico alemán Der Spiegel, por hacer todo lo posible para que la vida del fundador de WikiLeaks, Julián Assange, quien residía en la Embajada de Ecuador en Londres desde 2012 hasta su reciente arresto , «miserable».
«Ya el año pasado, la embajada inició una guerra de desgaste, una guerra psicológica: cortando Internet, instalando interferencias en los teléfonos celulares, restringiendo a los visitantes, apagando la calefacción.

Todo fue hecho para hacer la vida miserable de Julián Assange… El personal de seguridad y los diplomáticos espiaron sobre él las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Copiaron documentos de sus abogados, registraron las visitas de los médicos «, dijo Hrafnsson, quien fue nombrada editora jefe de WikiLeaks el pasado otoño, en la entrevista, publicada el viernes.

Ante esta situación cabe preguntarnos: Que hay  que esperar en realidad  sobre el cumplimiento y apego de los gobiernos-Estado al derecho internacional y a las diferentes convenciones y declaraciones universales sobre los derechos humanos?

Existen tales convenios, tratados y declaraciones universales solo para ser aplicadas y exigidas a los países  y estados que les son incomodas por una u otra razón a las grandes potencias y corporaciones del mundo, de tal manera que puedan estas en nombre de los derechos humanos, quitar gobiernos, encarcelar personas y hasta destruir países?


Al parecer ese es el objetivo