}

Columna de  Opinión
Lcdo. Héctor Rafael López   
CNP 21512

Es necesario hablar del tema de la diplomacia sus sedes y el derecho público internacional, debido a los insólitos hechos que han estado ocurriendo en algunos países de nuestro mundo globalizado y convertido por las tecnologías de la comunicación en una pequeña aldea.  
¿Pero qué se entiende por diplomacia?:
Se conoce como diplomacia a la ciencia de los conocimientos de los intereses y relaciones que se dan entre unas naciones y otras. También, diplomacia es vista como el servicio de los Estados en sus relaciones internacionales.

Es vista como un sujeto del derecho internacional que reconoce el Derecho Internacional Público. Además, la diplomacia posee carácter ejecutivo e instrumental con el objetivo de alcanzar los fines para lo cual se sirve. La diplomacia es el arte de promover los intereses de un Estado o Gobierno frente a otro Estado o Gobierno extranjero, conocido como receptor.
 La función principal de la diplomacia es el manejo de las Relaciones Internacionales a través de la negociación, con el objetivo de lograr acuerdos de paz u otros que sean de interés para ambos Estados..
Por otro lado, el término diplomático se aplica a la persona que interviene en los negocios de Estado. El diplomático se caracteriza por representar el Estado del cual es originario para proteger sus intereses, a través de negociaciones pacíficas, así como fomentar las relaciones diplomáticas entre los Estados.
La convención de Viena,  que rige y establece los procedimientos y normas diplomáticas, fue adoptada el 18 de abril de 1961 en Viena (Austria) y entró en vigor el 24 de abril de 1964. Fue complementada en 1963 por la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares. 190 Estados pertenecen a la Convención y en los pocos Estados que no han firmado el documento, sus disposiciones se aplican como Derecho Internacional consuetudinario.  
La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, establece que después que un Estado rompe relaciones diplomáticas con otro país este “puede dejar en custodia y representación a su sede”. Además de permitir o conceder a un tercer Estado que custodie tal sede diplomática, sus archivos e inmuebles. Estas acciones solo pueden ser autorizadas por el Jefe de Estado del país agredido, quien es “el único que permite la entrada a ese edificio sede”. Decimos esto en referencia al asedio que recibe desde la semana pasada la embajada de Venezuela en Estados Unidos por parte de autoridades del gobierno estadounidense.
Dicha sede es un bien del estado venezolano y quienes están en resguardo de la misma solicitaron los debidos permisos venezolanos para permanecer allí,
Es de recordar que Venezuela rompió relaciones con Estados Unidos en enero de este año 2019, después de que el gobierno de ese país reconociera como «presidente interino» al diputado opositor de la Asamblea Nacional en desacato Juan Guaidó e impulsara una serie de agresiones contra los venezolanos Sería un precedente muy peligroso para todas las  naciones del orbe permitir que se invada la sede diplomática de otro país” ya que de esa forma, se estaría violando el Derecho internacional y la Convención de Viena.
Ante las acciones tomadas contra la sede diplomática de Venezuela en EE.UU, el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, exigió al Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU) dar cumplimiento a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y proteger la sede en Washington, que sirvió como Embajada hasta el momento de la ruptura de relaciones entre los dos países y que ha estado bajo asedio por grupos opositores violentos.
Según establece este convenio internacional en su artículo 45, en caso de ruptura de las relaciones diplomáticas entre dos Estados, o si se pone término a una misión de modo definitivo o temporal, el Estado receptor estará obligado a respetar y a proteger, aún en caso de conflicto armado, los locales de la misión así como sus bienes y archivos,
Sobre la base de estos preceptos, el diplomático venezolano exigió igualmente a la administración norteamericana evitar las agresiones contra un grupo de ciudadanos estadounidenses que se mantienen en la sede diplomática venezolana autorizados por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que defienden e impiden su ocupación ilegal por parte de un grupo de seguidores del autoproclamado Juan Guaidó.
  A los ocupantes autorizados por el gobierno Bolivariano, los asedian, agreden, bloquean y hasta les cortan la electricidad y les impiden el ingreso de alimentos, advirtió el canciller  la noche de este miércoles.
Todas estas son acciones y prácticas ilegales de los grupos opositores venezolanos en Washington
Desde hace varios días, los representantes de diversos movimientos sociales estadunidenses han sido asediados por una turba de opositores venezolanos que pretenden asaltar la Embajada, en presencia, incluso, de las autoridades policiales de esa nación.
El Servicio Secreto de Estados Unidos, por su parte, practicó la detención forzada y la agresión física de Gerry Condon, presidente de la norteamericana asociación Veteranos por la Paz, que estuvo recientemente en Caracas en solidaridad con el Gobierno venezolano ante las políticas de la Casa Blanca contra el país suramericano.