Por: Julio Ramos

Guarico. Altagracia de Orituco.- Un error le costó la vida a 16 reses que se encontraban en una finca ubicada en la población de Altagracia de Orituco, específicamente en el sector rural La Morita, parroquia San Francisco Javier de Lezama.

Por información policial se pudo conocer  mediante entrevista con el dueño del fundo La Morita, quien indicó, que de manera involuntariamente había bañado 16 reses con un potente veneno, pensando que era el indicado contra la garrapatas, y que este veneno había provocado la muerte inmediata de las 16 reses.

Los agentes al ver que el hombre se encontraba despostando el ganado en el marco de la seguridad preventiva, notificaron al director del Centro de Coordinación Policial N° 3, Comisionado Agregado Hernández Frank, quien manifestó al personal subalterno,  que  las reses no se encontraban aptas para el consumo humano, según el diagnóstico del personal adscrito a la  Controlaría Sanitaria del hospital Dr. José Francisco Torrealba.

Asimismo, se pudo conocer que las reses despostadas quedaron a resguardo de las autoridades de manera preventiva, en función de  evitar que esta carne  fuera a parar en las carnicerías locales.