Cientos de ciudadanos venezolanos se encuentran varados en la frontera de Perú intentando ingresar a territorio chileno, luego que el Gobierno de Sebastián Piñera decidiera activar, este sábado, una visa de turista para el ingreso de criollos a ese país. La decisión fue condenada duramente por los emigrantes, quienes están en incertidumbre por no conocer su próximo destino, dadas las nuevas condiciones migratorias de Chile.

“Nos ha cerrado las puertas en Perú, si ingresamos a Perú nos deportan automáticamente, ayer habían más de 45 niños durmiendo en el piso”, manifestó uno de los entrevistados, quien denunció que en el sitio hay mujeres embarazadas, personas con discapacidad y adultos mayores.

“Estamos tres días esperando sobre las maletas, con mi abuela. No tenemos ni para dormir en un hotel”, señaló otra connacional afectada por el nuevo visado en Tacna, frontera entre Perú y Chile.

Ante ello, el ministro del Interior y Seguridad Pública de Chile, Andrés Chadwick, rechazó las denuncias por parte de los venezolanos e informó que solo pueden ingresar al país sureño “los ciudadanos que cumplan con los requisitos legales”, a su vez, defendió la política migratoria que aplica su país.