Foto: Internet

FELIPE HERNÁNDEZ G.*

La Virgen del Carmen es una de las advocaciones marianas más veneradas de Venezuela. Patrona del Ejército, de los policías y de los choferes, tiene su fiesta cada 16 de julio. En algunas comunidades comienza el 1° o el 7 de ese mes, con preparativos y novenarios. Sus procesiones y parrandas incluyen música, cantos, bailes y gastronomía.

El origen de la devoción por la Virgen del Carmen, o Virgen del Monte Carmelo, tiene sus raíces en la emulación de la vida eremítica del profeta Elías y su discípulo Eliseo por parte de cristianos que se situaron en el valle llamado Wadi-es-Siah, hoy Palestina. Refiere la Agencia Católica de Informaciones, ACI Prensa, que a mediados del siglo XII, “un grupo de devotos de Tierra Santa procedentes de Occidente -algunos creen que venían de Italia-, decidieron instalarse en el mismo valle que sus antecesores y escogieron como patrona a la Virgen María. Allí construyeron la primera iglesia dedicada a Santa María del Monte Carmelo”.

El Instituto del Patrimonio Cultural registra la versión según la cual: La advocación de la Virgen María viene de los monjes carmelitas y particularmente de San Simón Stock, quien el día 16 de julio de 1251 tuvo una visión de la Virgen que le prometió concederle favores a quien llevara el escapulario con su imagen como muestra de cariño y devoción a la Madre de Dios, y con deseo de convertirse y de llevar una vida santa.

Estos decidieron vivir en comunidad bajo los principios de oración y pobreza, y siguiendo las virtudes marianas relatadas en la Biblia, fueron los fundadores de la Orden de los Carmelitas y su devoción a la Virgen permitió que naciera la advocación Nuestra Señora del Carmen. Pero de Palestina fueron expulsados y se radicaron en Europa. De allí a América, y específicamente a Venezuela, llegó en los escapularios de los catequizadores. La devoción de la Virgen del Carmen está ligada a la devoción de las ánimas del purgatorio.

La imagen mariana de Monte Carmelo pronto fue adoptada por el rico proceso de sincretismo venezolano, y hoy se le festeja desde el Zulia, en el extremo occidental de Venezuela, hasta el Delta del Orinoco, en el extremo oriental. Muchos la celebran a golpe de tambor y cantos cada 16 de julio. Incluso hay comunidades que inician la tradición el 7 de julio, y esperan el día de su patrona con novenas y diversas ceremonias previas.

Como se dijo antes, a la Virgen del Carmen se le venera en todo el país. El Guárico no es la excepción, las poblaciones de El Sombrero, San Rafael de Orituco, Cabruta y el caserío Corozal (municipio Infante) le rinden culto a través de misas, bailes, oraciones, cantos, banquetes y juegos tradicionales, del mismo modo lo hacen instituciones, fraternidades y cofradías, iglesias en Calabozo y Zaraza, capillas, barrios y calles bajo su advocación. Un muestrario de ellos son:

El Sombrero: A raíz de una peste que hubo en el municipio Julián Mellado, de esta población de los llanos centrales, en la que murió casi todo el ganado, los dueños de hatos y criadores le pidieron a la Virgen del Carmen que los ayudara. 

Como muestra de agradecimiento todos los años en el mes de julio se celebran las fiestas patronales en su honor. Al iniciar estas fiestas los toros coleados se hacían en la calle y las muchachas del pueblo le regalaban flores y cintas a los coleadores cuando lograban una coleada efectiva. Se acostumbraba repartir una ternera en cada sector para las festividades. Lamentablemente, el desplome de Venezuela durante los últimos 20 años, ha deprimido la ganadería y sus manifestaciones culturales, opacándose esta tradición.

San Rafael de Orituco: La población de esta parroquia del municipio José Tadeo Monagas celebra el Día de la Virgen del Carmen, el 16 de julio, desde la víspera, cuando se interpretan repiques de tambor y cantos de mariselas y guarañas. Temprano en la mañana, se hacen repicar las campanas de la iglesia para anunciar la misa… Al terminar la liturgia, los fieles se congregan en la plaza Bolívar para improvisar versos en honor a la virgen y dedicar canciones a las carmenes y los carmelos del pueblo. A las seis de la tarde, la imagen de la Virgen del Carmen es sacada en procesión por las calles de San Rafael y es acompañada por una serenata de tambores.

Cabruta: En el pueblo de Cabruta, municipio Las Mercedes del Llano, se realiza la procesión cada 16 de julio desde la época de la conquista, cuando los españoles trajeron la imagen de la Virgen y los misioneros transmitieron la devoción de la misma a los pobladores de estas tierras. La ceremonia inicia cuando la imagen mariana es sacada de la iglesia en hombros de los devotos, quienes a su vez son promeseros, y es paseada por todo el pueblo.

El trayecto dura de cinco a seis horas, pues la figura se detiene en altares improvisados para recibir los rezos del rosario y los cantos alusivos. Algunos promeseros se visten de Nazareno y caminan descalzos; otros se visten con los colores de la virgen y andan de rodillas. Pero nueve días antes, el 7 de julio, comienza la novena en honor a la patrona. Una ceremonia en la que los creyentes pasean durante nueve días a la santa figura por los sectores: 

La Estrellita, Fuerzas Armadas, Brisas del Orinoco, Rodríguez Sáez, Rómulo Gallegos, Francisco de Miranda, La Iglesia, El Guarrey, La Corobita, El Astillero y El Carmen. La imagen permanece una sola noche en un altar improvisado y vigilado por los habitantes de cada sector. Aquí es testigo del rezo del rosario, de la lectura de fragmentos bíblicos, de las reflexiones suscitadas por la palabra divina, y es receptora de peticiones, ofrendas, cantos y poemas en su honor.

El último día de la celebración tiene lugar la dramatización que hace una niña de la vida de la virgen. Culminado el acto, y a las doce y media de la noche, la imagen se devuelve a la iglesia, dando inicio a los bailes como cierre de la fiesta.

Iglesia Nuestra Señora del Carmen de Corozal: Adscrita a la Diócesis de Valle de la Pascua, la iglesia fue concebida por Mons. Rafael Chacín Soto, los vecinos del caserío acogieron la idea y nombraron una Junta Pro-Capilla presidida por don Rafael Matos Arzola y su esposa, doña Josefina Matos de Matos. Fue inaugurada el 11 de junio de 1990. Construida con concreto y bloques de arcilla, el recinto está conformado por una pequeña planta rectangular, su fachada remata en un muro con hastial en forma de escalera y un pequeño arco en el centro. El acceso se hace a través de un vano central y dos aberturas a cada lado. 

En el lado derecho se ubica una torre campanario de volumen puro, rematada por una cubierta a cuatro aguas. En el interior dispone una sola nave con piso de cemento y escasa ornamentación. La estructura mide 16 metros de largo por 07 de ancho y 06 metros de altura aproximadamente. En la actualidad, el pastor de almas de esa comunidad perirural del municipio Infante, es el párroco Luis Meza Guía.

Patrona de la Sociedad Socorro Mutuo de Valle de la Pascua: Desde su fundación el 05 de agosto de 1923, la Sociedad Socorro Mutuo de Valle de la Pascua adoptó como su santa patrona a la Virgen del Carmen. La imagen está colocada en un nicho de madera con vidrios a cada lado que permite apreciarla,  reposa en las instalaciones de la sede de la Sociedad en la calle Retumbo cruce con Guasco. Está hecha de cerámica, de pie y cuerpo entero, viste túnica marrón con manto dorado, velo blanco y una corona de metal dorado. 

En su brazo izquierdo sostiene al niño Jesús con sus brazos extendidos, vestido con una túnica rosada, y en el brazo derecho sostiene un rosario y un escapulario. La virgen es venerada por los socios de la cofradía y por personas devotas, quienes se acercan al nicho donde reposa a rezarle y a encenderle velas, puesto que le tienen mucha fe.

Sin duda, la fe en la Virgen del Carmen es una devoción milenaria que se mantiene viva a través de misas, novenarios y ceremonias en las diversas comunidades del país.

Valle de la Pascua, 16 de julio de 2019

*Cronista Oficial del Municipio Leonardo Infante- Valle de la Pascua / fhernandezg457@gmail.com