Julio Ramos

Guárico. VALLE DE LA PASCUA.- En un recorrido por el municipio Leonardo Infante, nos encontramos con un Parque Biosaludable, que en el 2016, fue concebido por Barrio Nuevo Barrio Tricolor, bajo aquel entonces el corredor Emilio Arévalo Cedeño, coordinado por el señor Cesar Gómez.

Vimos ante la mirada indolente de quienes habitan el sector como este espacio que fue pensado para el entretenimiento y disfrute de todos los habitantes del sector, hoy sucumbe ante la maleza, en ese sentido nos preguntamos, donde queda el sentido de pertenecía de los ciudadanos, algo que fue hecho con tanto esfuerzo se encuentra sin mantenimiento y en estado de abandono.

Sin quitarle responsabilidad a los entes gubernamentales que deben velar por el mantenimiento de las áreas públicas, también debemos hacer la acotación que es la comunidad quien debe velar por que las áreas comunes se mantengan en buen estado, acaso le debemos dejar todo al Estado, llámese gobierno nacional, regional o municipal.

Sin duda esto es apenas una pequeña muestras de la indolencia que muestran las comunidades como primeros beneficiarios de las estructuras hechas para el esparcimiento y del grado de abandono por quienes deben velar por mantener los espacios de todos, en este caso los habitantes del sector La Romana, donde queda la articulación y el trabajo comunal en preservar estos espacios?, donde está la articulación del Poder Popular para canalizar el mantenimiento de las zonas comunes con las coordinaciones de la municipalidad.

En la medida que tengamos conciencia de preservación y de cuido de nuestros espacios comunales podremos decir que estamos transitando hacia el empoderamiento del poder popular, de esta manera dejaremos atrás la dejadez, y la práctica en pensamiento cuando decimos que es el gobierno que debe hacernos todo, que es el Estado quien debe barrer nuestros frentes de las casas, que es el gobierno quien debe. Entonces nos preguntamos, donde queda la corresponsabilidad de los ciudadanos, el sentido de pertenencia, sin duda es una reflexión para todos aquellos que hoy tienen la dicha de contar con espacios que fueron construidos para el beneficio colectivo y que hoy están abandonados.