Tras la decisión del Gobierno Nacional de suspender el proceso de diálogo con la oposición en Barbados, debido al respaldo del diputado en desacato Juan Guaidó a las medidas coercitivas de Estados Unidos contra Venezuela, algunos representantes de la derecha nacional han manifestado la importancia de la mesa de conversaciones y dejan en evidencia los desacuerdos internos de la oposición.  
“La mesa de negociación en Barbados era la búsqueda de una solución pacífica a la crisis venezolana”, manifestó el diputado Alfonso Marquina.
Asimismo, Stalin González, miembro de la delegación opositora que participa en el proceso de diálogo, subrayó a través de su cuenta en Twitter que “los venezolanos merecemos una solución urgente”  
La decisión del Gobierno Bolivariano, responde a la insistencia del autoproclamado Juan Guaidó de respaldar y celebrar las medidas coercitivas unilaterales e ilegales que promueve la administración estadounidense contra el pueblo venezolano.
En ese sentido, el Venezuela decidió no asistir a las reuniones pautadas para el jueves 8 y viernes 9 de agosto en Barbados; a su vez, “se dispone a revisar los mecanismos de ese proceso a fin de que su continuación sea realmente efectiva y armónica con los intereses de nuestro pueblo. Seguiremos informando”, culmina el comunicado del Ejecutivo Nacional
Fuente: UN