Ante el “vacío” que experimentan las ciudades debido a la cuarentena por la pandemia de coronavirus, la reducción del tráfico marítimo y mejores condiciones ambientales, en varias urbes y costas del mundo han aparecido animales silvestres que ya normalmente no se veían. 

Venezuela no ha sido la excepción y en los últimos días en distintos lugares del país se reporta la presencia de ballenas jorobadas, tiburones blancos, delfines, venados, tortugas carey en lugares donde ya no desovaban y hasta un tiburón ballena.

Sin embargo, al parecer, algunas personas no están preparadas para apreciar este regalo de la naturaleza. Tal parece haber sido el caso de la venada en Montalbán, que supuestamente fue masacrada a piedras por un grupo de hombres, o un tiburón blanco que fue descuartizado cuando llegó a costas del estado La Guaira.

                 Una tortuga gigante aprovechó la ausencia de bañistas en la playa de Carupano.

  Los delfines tomaron la orilla de la Bahía de Pampatar en la Isla de Margarita durante la cuarentena.

Fuente: El Parroquiano