¿ELEGIR O VOTAR?
Hoy me toca exponer un tema del cual muchos se distancian quizás por querer estar bien con los unos y con los otros, pero para mí es inevitable ya que mi condición de revolucionario sin tachaduras ni enmiendas me obliga a hacerlo.

Voy a escribir acerca de las elecciones venideras a la Asamblea Nacional, no voy a dilucidar de quien o quienes serán nuestros candidatos ya que en nuestras filas existe una gran gama de hombres y mujeres preparados y preparadas para representarnos muy bien en esas curules. Voy a exponer más bien los métodos de escogencia de esos candidatos que a veces por obra de una mano o diría más bien de un dedo “inocente” nos llegan impuestos a lo mero macho y como decía MANEIRO: “sustituyen  la disciplina por la obediencia”.

Se ha impuesto una serie de movimientos dentro de nuestro partido como lo son “el amiguísmo”, “el proteccionísmo” y “el deísmo” y ya no se consulta a la base que es a la que al fin y al cabo nos debemos.

¿Le tenemos miedo a una escogencia de nuestros y nuestras candidatos y candidatas por la base de nuestro partido? ¿Por qué mandar a votar y no a elegir? ¿Por qué las imposiciones?

Recordemos que el  pueblo esta mermado de imposiciones y no me vayan a venir con el cuento de que por este escrito soy antichavista, contrarrevolucionario, que nadie se reúna conmigo porque soy “una amenaza inusual y extraordinaria para nuestro socialismo”, no camaradas, ya es hora de empezar a levantar nuestras voces.

Creo sin temor a equivocarme que cuando nuestros candidatos y candidatas son elegidos por métodos distintos a los ya establecidos por nuestro partido el 90 % toma un camino distinto al de la revolución bolivariana, ese ha sido un método que han utilizado para desplazar progresivamente a los verdaderos chavistas y si alguien cree que no es así, lo invito a darse un paseo por la historia reciente y verán los traidores y traidoras que están en el basurero de la historia por causa de la aplicación de métodos antidemocráticos a la hora de escoger a nuestros y nuestras candidatos y candidatas.

El peor enemigo de la libertad, dice Montesquieu, es el poder, ya que “es una experiencia eterna que todo hombre que tiene poder tiende a su abuso”; mas, como el poder es necesario, sólo existe un medio para garantizar la libertad, a saber: encontrar una “disposición de cosas” en la que “el poder detenga al poder”, y el único poder que existe que puede detener el abuso de poder es el que tiene el pueblo el cual le confirió nuestro comandante eterno HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS.

Tenemos en definitiva que romper con este esquema de escogencia y darle a la base de nuestro partido la oportunidad de acertar o equivocarse a la hora de escoger a sus candidatos o candidatas, eliminar de una vez por todas “EL VOTO ENTUBADO” que utilizaban los hoy partidos demacrados acción democrática y copei, cuando VOTAMOS es porque no tenemos criterio propio ya que no tenemos o no nos dan otra opción y obedecemos como borregos, sin embargo cuando ELEGIMOS es porque tenemos un abanico de nombres  de hombres y mujeres para escoger. 

El derecho a ELEGIR nos da la opción de comparar trayectoria politicosocial entre un candidato y otro, el derecho a ELEGIR nos permite ver la procedencia, el comportamiento social, la madurez política o ver que tiene en la bola X o Y candidato, nos permite analizar su discurso, ELEGIR nos permite sentirnos representados realmente por ese hombre o mujer que sale electo o electa para ocupar una curul.

El derecho de postularse como candidato o candidata es suyo, pero el derecho de elegirlo es del pueblo.

Y por ultimo….No sé quien de ustedes vota, pero lo que si se es que yo elijo.

“LA HISTORIA ME ABSOLVERA”
                     Fidel Castro Ruz