Por Aixtza Pérez @aixtzap
Noticias Calabozo

Aproximadamente a las seis de la tarde del jueves ocurrió un hecho trágico que tiene consternado a los habitantes de la ciudadela Nicolás Hurtado Barrios. Un niño de 11 decidió poner fin a su vida.

Se pudo conocer que presuntamente el pequeño Ángel Agrizones Nieves se encontraba en los alrededores de la zona 8 jugando, sin usar el tapabocas.  Sus padres se percataron del peligro ante el riesgo de pandemia por lo que lo reprendieron y el niño se fue a su casa.

Los padres pensaron que el pequeño molesto estaba encerrado en su cuarto, al buscarlo la madre lo consiguió ahorcado. Ante la espantosa escena, lo llevaron de inmediato al CDI del populoso sector, dónde no había médicos ni equipo de reanimación. Fue llevado hasta el hospital Dr Francisco Urdaneta Delgado, dónde ingreso sin signos vitales.