Víctima de una brutal golpiza murió un niño de 4 años, la noche de este martes 30 de junio.
El pequeño recibió patadas y palazos, presuntamente a manos de su madrastra, quien así le ocasionó daños irreversibles al desprenderle órganos vitales y provocarle una hemorragia interna. Además sufrió fracturas en las costillas.


Los hechos ocurrieron a las 8:00 pm en una humilde vivienda de la calle Aeropuerto de Barrio Colombia, en la población de Guanta, estado Anzoátegui.

El infante al parecer lloraba porque tenía hambre, lo que habría enfurecido a la mujer identificada como Luisa Virginia Pazos Brito, de 30 años, quien desde hace tiempo vendría sometiéndolo a maltratos físicos demasiados violentos.

Esta situación supuestamente era presenciada por Erwin López Cedeño (30), papá del menor, quien nunca hizo nada para evitarlo, convirtiéndose de esta forma en cómplice por omisión.

La madrastra fue detenida, junto con el progenitor, por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Puerto La Cruz, que los pasaron a la orden de la Fiscalía 16, que es la instancia encargada de pronunciarse frente a delitos cometidos por adultos en contra de niños y adolescentes.

Fuente: El Parroquiano