El impacto ecológico del derrame de petróleo ocurrido el pasado fin de semana en las playas del este de Falcón en la zona de Boca de Aroa y Tucacas originó graves daños en los manglares del Parque Nacional Morrocoy.

En redes sociales se han mostrado las consecuencias del incidente en los cayos Los Juanes, Playuela, Playa Sur y Boca Grande.

El Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo ha informado que inició una jornada de saneamiento en los sectores afectados con la colocación de mantas y barreras oleofílicas que permitirán detener la propagación del hidrocarburo.