Jesús Inojosa

Los partidos agrupados en la colación opositora «Alianza Democrática» rechazaron la política de medidas coercitivas y unilaterales que aplica el Gobierno de los Estados Unidos contra Venezuela y sostuvo que la nueva Asamblea Nacional que resulte electa el 6 de diciembre deberá «ponerle un parado».

«Tenemos que prepararnos para desde la Asamblea Nacional darle un parado de inmediato a todo lo relacionado en materia de sanciones. Las próximas elecciones nos llevan a afrontar la posibilidad de buscar como punto de encuentro y entendimiento de los conflictos políticos venezolanos a la Asamblea Nacional», indicó Juan Carlos Alvarado dirigente de esta colación que agrupa a los partidos Acción Democrática (AD), Copei, Avanzada Progresista (AP), El Cambio y Cambiemos.

Expresaron su repudió a las recientes «sanciones» impuestas por la administración Trump contra el secretario general de AD, Bernabé Gutiérrez y sostuvieron que estas medidas afectan a todos los venezolanos.

«Las sanciones y las medidas que se toman para poder alcanzar la posibilidad de que ingresen insumos para el pueblo venezolano, no está afectando a dirigentes del chavismo o de la oposición, sino a todo el pueblo», enfatizó.
Listos para las elecciones

Alvarado destacó que ya cerrado el lapso para realizar los cambios de candidaturas, la coalición de partidos mantuvo en «alianza 100% perfecta» para los candidatos en todo el país y las 87 circunscripciones electorales.



Llamó a la unidad de toda la oposición que acude a este proceso electoral y adelantó que este martes sostendrán una reunión con el directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE) para verificar las garantías y condiciones electorales.