El caso de un canino callejero que fue pintado como un tigre generó malestar en una provincia de Malasia; donde fundaciones y protectores de animales se pronunciaron en contra de una práctica que es considerada como maltrato animal, tanto que están buscando a los responsables para llevarlos ante la justicia.

En las redes sociales se viralizaron varias fotografías que muestran al perro cubierto de pintura naranja y con rayas negras como si se tratara de un tigre de bengala.

“No es gracioso, es maltrato animal”, escribió consternada la Asociación de Protección de Animales de Malasia en sus redes sociales.

“Necesitamos ayuda para identificar a quién pertenece este animal. Ofrecemos una recompensa a quienes se presenten con detalles completos que cuenten el incidente”, agregó la organización que recibió cientos de mensajes de respaldo.

Defensores de los animales declararon que teñir el pelo de los animales representa un peligro porque las pinturas pudieran hacerles mucho daño en la piel y pelaje.

“Ahora el perro tiene que ser bañado y afeitado para deshacer todos los productos químicos”, dijeron en las redes, como medida para quitarle la pintura de tigre.

“Por la cara se ve que el perro está triste, es una lástima”, señaló otro comentario. Y una persona escribió: “¡El perro está teniendo una crisis de identidad!”.

En 2019 dos burros fueron pintados como cebras para participar de una boda en España ambientada como si se tratara de un safari africano que indignó a diversas organizaciones protectoras del mundo.