Julio Ramos

Guárico.- Valiéndose de amenazas de muerte a la madre y el hermanito, un sujeto logró callar por algunos días las sus actos viles de violaciones progresivas a una joven de 13 años, las acciones ocurrían en horas de la madrugada, cuando Adrián Rafael Medina, se levantaba y ordenaba a sus hijos irse a ordeñar mientras aprovechando la oportunidad, de la ausencia de personas en la vivienda se metía en el pequeño cuarto de su hijastra para abusar de ella. 

La joven venía sufriendo estos abusos de manera progresiva y ante las intimidaciones del padrastro y  la no presencia de la mama en la residencia, la joven  optaba por huir de la casa para para refugiarse donde los vecinos, varios días fueron así, hasta que todo llegó a su final cuando la madre se dio cuenta de los que ocurría y ante el insistente interrogatorio a la joven esta  disidió echar el miedo a un lado y le contó todo a su progenitora. 

La impotencia se apoderó de ella y enseguida armada de coraje decidió ir a la estación policial ubicada en San Rafael de Laya, jurisdicción del Municipio José Félix Ribas, Tucupido, donde procedió a formular la denuncia ante las autoridades, los agentes de Poliguárico, seguidamente iniciaron la búsqueda de este sujeto, quien al parecer trató de ocultarse por varios días, pero le fue imposible, ya que un informante indignado por el caso dio la dirección donde se encontraba siendo capturado. 

Toda esta tragedia inició el octubre pasado del presente año y prosiguió hasta la captura de este sujeto que fue identificado como; Adrián Rafael Medina, de origen vallepascuense pero residenciado en el municipio ribense, es específicamente en el caserío La Yuney.