Periodista Julio Ramos

Al ritmo de arpa, cuatro, bandola y maracas, Gino González, socorreño del estado Guárico, exponente de la canción necesaria nuevamente interpreta un nuevo tema, recogiendo el contexto histórico de las batallas de la independencia "A Carabobo 200".

Con más de 300 temas musicales que resumen sus casi tres décadas de trayectoria este cantante recoge la gallardía de todos los héroes independentista y en su letra dibuja el sacrificio de los pueblos en la lucha libertaria en la época de la independencia.

Carabobo, José Antonio Páez, Sucre, Batalla de Quebrada Honda en los llanos orientales y batalla del Cerro de Mata 7, son algunos referentes históricos que nombra el cantante en el tema, "A Carabobo 200". Siempre recoge el pensamiento anticolonialista y la lucha de los pueblos especialmente el de los campesinos, por la lucha diaria, en sobreponerse ante al vasallaje de los grandes corporaciones.

Defensor del conuco, y de lo llano, Gino González, va más allá de los cotidiano, mueve la fibra del humano, dando lecciones y un mensaje claro dónde venimos y hacia dónde vamos, recoge la diferencia abismales del sistema capitalista y la destrucción que este causa por su ansias que devoran no solo la conducta del hombre como humanista, también la naturaleza y su espacio geográfico, la contaminación y transculturización es parte de la conciencia y la lucha de clases.

Aunque su fuerte es el género recio también ha incursionado con ritmos como la ranchera campesina, el son, el merengue campesino, el bolero, y estribillo oriental, este cantante guariqueño se impone ante los viejos esquemas de la música protesta y en su visión política defiende lo que a su criterio es la defensa de la humanidad, la defensa del campesino en el letargo histórico del olvido.