Un joven de 22 años murió electrocutado la tarde de este domingo al enchufar el cable para cargar el teléfono celular que se le había quedado sin batería.

La víctima identificada como Sander Lenerh Salazar Chacón, de 22 años, se había dado un baño en las aguas de Isla Telésforo, en Guanta estado Anzoátegui. Se encontraba con familiares y amigos cuando sucedió la tragedia.

Los parientes lo llevaron al Hospital César Rodríguez en Puerto La Cruz. Allí se constató que carecía de signos vitales.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Puerto La Cruz trasladaron los restos del joven a la morgue de Barcelona.