Partidos de a montón... Esta semana el presidente del CNE Pedro Calzadilla anunció la lista de organizaciones políticas habilitadas para participar en las megaelecciones del 21N.

La tarjeta ADelante, que se aseguraba sería la utilizada por el sector de Ramos Allup, no apareció por ningún lado.

Las tarjetas de PJ y UNT tampoco figuran. El rector principal advirtió que aun quedaban otras organizaciones que estarían tramitando su habilitación.

Se acaba el tiempo y los sectores del llamado G4 no terminan de entrar al ruedo. Mientras, aguas abajo, los líderes locales evalúan si vale la pena sacrificarse y autoexcluirse.

Se busca

Solo falta pegar un letrerito que diga “Se busca candidato a Gobernador  para Guárico”. La oposición sigue sin un candidato para ingresar a la Casa Amarilla.

Aun en las condiciones más adversas, la oposición necesita un nombre fuerte para la gobernación, que impulse las otras candidaturas. No lo tienen.

El problema está, en que los que piensan en esta candidatura solo evalúan si hay posibilidades de ganar. Poco se piensa en un candidato que aun perdiendo electoralmente, gane políticamente.

Un hombre o mujer que luego de los resultados, de llegar a ser adversos, dé una rueda de prensa y diga “desde mañana mismo comenzaremos a construir  una alternativa para dentro de cuatro años tomar el poder”.

El Chivo Cepeda

Jesús Cepeda Villavicencio sigue en Calabozo, en su zona agraria. Activo políticamente en el partido UNT. Lo han buscado, invitado y propuesto. Cepeda es respetado por su intelectualidad.

Participación

Hasta hace algún tiempo la llamada abstención estaba crecida, ante un bajo nivel de participación. La intención de voto; el deseo de acudir a un proceso, superó hace meses el 30%.

Aun seguía siendo muy bajo. Luego de que un sector de la oposición anunciara su decisión de participar y que el CNE fijara la fecha del proceso, este porcentaje creció.

Luis Vicente León es un experto en estos temas, sin embargo no se arriesga a dar predicciones.

“Dependerá del resultado de las negociaciones, los cambios de condiciones, los acuerdos en la oposición, los partidos y líderes que las promuevan, la observación internacional, la liberación de presos políticos e inhabilitados…y mucho más”.

Analistas estiman que la participación ya supera el 40% mientras que otros son más optimistas.

El tema de las megaelecciones abre el apetito electoral por la cantidad de cargos. Una participación que ronde el 60% será considerada como un éxito.

La participación valida el proceso. De darse este escenario los radicales y abstencionistas se la verán difícil para ganar aliados que pretendan impugnar el resultado.

En política nada está dicho. En las altas cúpulas opositores y gobierno se reúnen. Noruega es ahora respetada y valorada. Yo me reúno, tu te reúnes. Ese es el verbo a conjugar. Diálogos, conversas y propuestas. Nada está dicho, nada es definitivo.

Reglamento

El Psuv lanzó un reglamento para normar la escogencia de los candidatos a los diferentes cargos de elección popular.

Algunos se adelantaron, creyeron que irían directo a unas primarias. Calcularon mal los tiempos. Aun se ve en el Psuv novatadas políticas y muchachitos haciendo campaña en redes.

Viene una consulta, las bases propondrán. Pero en el reglamento se insiste en varios artículos en recordarle a la militancia el poder que tiene Maduro de escoger, vetar o cambiar un “seleccionado”.

La cita


El próximo 27 de junio los psuvistas inscritos, las bases, se darán cita y podrán postular. No son primarias ni elecciones, son postulaciónes.

El artículo 41 de ese reglamento expone que “En IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela celebrado el 5 de marzo 2021, se decidió por unanimidad delegar en el Presidente Maduro la designación de candidatos que participarán en las elecciones convocadas por el CNE”.

¿Qué va a pasar el 27 de junio?

Los psuvistas harán asambleas en sus UBCH postularán varios candidatos a cada cargo, no elegirán a ninguno.

Esto se envía a una Comisión Nacional Electoral, una vez cumplida la evaluación esta  “recomendará para cada caso al Presidente del PSUV las siguientes formas de acción”:

1.- Pueden seleccionar a quien tenga más del 85% de las postulaciones.

2.- Pueden recurrir  a la encuesta

3.- Puede haber primarias

4.- Puede haber raspados por tener antecedentes de indisciplina, estar inhabilitado,  o cualquier otra falta.

El parágrafo único del artículo 41 es la guinda de la torta:

“En todos los casos, de conformidad con la decisión del IV Congreso del PSUV, el Presidente del Partido podrá designar directamente los candidatos a los cargos de gobernador y alcalde en estados y municipios donde la situación política así lo amerite o por cualquier otra consideración de carácter estratégico”.

Es decir, aguas arriba, el partido se reserva la escogencia de “TODOS” los candidatos.

Estos dos se traen algo

José Manuel Vásquez Aranguren ganó la gobernación de Guárico con un alto porcentaje de votos. Un nativo de Camaguán, con 48 años, fue alcalde durante tres periodos y lleva casi 4 como gobernador.

Aunque no lo ha expresado públicamente es lógico que aspire un segundo mandato. Tiene el derecho a aspirar.

Vásquez se trae algo entre manos, como se lo trae todo político que se mantenga en este ambiente. Aspira continuar.

Es natural que otros aspiren. Es imposible que él sea el único. El Psuv vive un proceso interno para escoger su candidato a la gobernación del Guárico. Corresponderá a las bases decidir si este dirigente merece una segunda oportunidad.

Sus defensores anunciaron esta semana estar alerta. Pues aseguran que no permitirán puñaladas ni guerra sucia.

Revelaron que se soltaron algunos demonios, se escribieron  y dijeron cosas fuertes. Grave error sacar el hacha de guerra y atacar al que creen que es el más fuerte.

El problema no está en la confrontación sino en las heridas que se produzcan, pues deberán sanar para un escenario postelecciones.

Allí viene Gustavo

Gustavo Antonio Méndez, un exalcalde Roscio que aspira ser nuevamente alcalde. Al igual que el gobernador no lo ha anunciado públicamente.

Méndez se trae algo entre manos. Luego de entregar la alcaldía no guindó chinchorro. Entró al gobierno regional y continuó en la dirección regional del Psuv.

Méndez  maneja al detalle todo lo que significa el tema electoral: centros, mesas, porcentajes, votantes.

Por una práctica que decidió convertir en ritual, siempre ha intentado mantenerse vinculado a las bases.

Al igual que en el caso del Gobernador, junto a Méndez hay otros aspirantes, todos con el mismo derecho.

Estas megaelecciones en Guárico muestran a varios exalcaldes de oposición y gobierno postulando su nombre. Gustavo Méndez, al igual que esos otros ex, intentará convencer al elector que es la opción.

Gustavo Méndez y José Vásquez se traen algo entre manos. Quien los subestime se equivoca.

Tienen flancos y fallas por donde se les puede atacar. Adversarios y contricantes a montón. Pero algo si es cierto: Ni flojos ni pendejos, quien pretenda desplazarlos debera tener artilleria pesada. 

Mi tarea

Como columnista no me corresponde cuestionar, atacar o defender a ningún candidato o gobernante. Solo analizo escenarios.

Desde los Tubazos valoramos el esfuerzo que haga cualquiera que decida postularse y respetamos a quienes decidan abstenerse.

No buscamos ser parlante de opositores  o gobierno. Solo intentamos interpretar ese mundo político que algunos les apasiona.