La septuagésima séptima Asamblea Anual de Fedecámaras pasará a la historia como el escenario de la reconciliación formal entre el Gobierno y el empresariado privado, ya que por primera vez en muchos años un alto funcionario del Estado, en este caso la vicepresidente ejecutiva, Delcy Rodríguez, visitó el foro empresarial para «sin odios» ofrecer entendimiento.

La vicepresidente anunció la conformación de una mesa con el sector privado para acelerar la sustitución de importaciones y favorecer la producción de bienes nacionales en aquellos sectores donde sea posible.

Defendió las políticas del Estado, entre ellas la Ley Antibloqueo, sobre la cual señaló «uno de los objetivos de la Ley Antibloqueo es producir en Venezuela y comprar lo producido en Venezuela. Asegurar el mercado a los productos nacionales”.

«Este es el camino: La participación de los sectores económicos privados para desarrollar las altas potencialidades productivas que tiene Venezuela», aseveró la funcionaria en una intervención especial ante el evento más importante del organismo cúpula del empresariado.

También habló sobre esquema 7+7, sobre el cual afirmó que «guste o no», «el 7+7 resultó exitoso. En las próximas horas el presidente Nicolás Maduro presentará adaptaciones y flexibilizaciones del modelo, pero debe ir acompañado de medidas de bioseguridad en la población”.

Dijo que el presidente Maduro anunciará medidas económicas en los próximos días, y pidió de antemano el apoyo del sector privado nacional.

«Hay ataques al sistema de cambio y a la moneda nacional para que se hagan más difíciles los procesos productivos dentro del país», subrayó.

Señaló Rodríguez que Venezuela es uno de los países más penalizados, en todas las áreas. Y subrayó los impactos sobre la economía, aunque destacó como un logro la duplicación de las reservas de alimentos en conjunto con la empresa privada.

«Es importante profundizar en cómo se ha afectado al sector privado la aplicación de las sanciones. Venezuela, en apenas 5 años, es el sexto país con mayor cantidad de personas públicas, jurídicas y privadas sancionadas ilícitamente», enfatizó.

«No se puede entender nuestra economía sin entender que es una economía bajo asedio», concluyó.

Recordó en que es necesario dialogar y dejar de lado a los sectores «extremistas». Como detalle, pidió un aplauso para el presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, y al presidente de Ron Santa Teresa, Alberto Vollmer, reconocido como Empresario del Año, porque ambos afirmaron que van a votar en las elecciones del 21 de noviembre.

«Todas las propuestas en materia en económica que nos presentó Fedecámaras las escuchamos. Las que no atendimos fue porque constituían una divergencia, pero eso no nos impidió hablar y avanzar», señaló Rodríguez.

«La elección del nuevo parlamento marcó un hito en la historia reciente. Es importante lo que ha ocurrido en Venezuela producto del diálogo político», reconoció la alta funcionaria.