María Teresa, emprender a los 78 años

A sus 78 años, a María Teresa Saperas le dio por emprender y montó a ADZ Nadons, un negocio de pañales reciclables que tanto benefician a la salud del planeta como a la del bolsillo teniendo en cuenta que, solo un bebé, consume hasta 5.500 pañales de usar y tirar durante sus dos años y medio de vida.

Lo cuenta María Teresa: “Mi historia empieza cuando, colaborando como voluntaria en organizaciones benéficas, familias con necesidades básicas que no podían atender, venían y pedían dinero para las más urgentes, entre ellas, la compra de pañales.

¿Cómo iban a gastar más de 1000€ en pañales, cuando no podían ni comprar los alimentos indispensables? Además, no me gustaba la idea de llenar la basura de residuos que tardan siglos en degradarse ni la de las constantes dermatitis en la piel de los bebés por todos los productos químicos que llevan… Necesitaba una solución que a mi entender ya existía, pues yo crié a siete hijos con pañales de tela. Así que les decía que los usaran, pero no los encontraban en ningún sitio.

Yo misma fui a preguntar a un montón de tiendas y farmacias y no encontré nada. Me tomaron por una anciana despistada que no sabe que los pañales se compran en el super y se tiran. Me fui a casa frustrada y, como sabía coser, me puse manos a la obra. ¡Que no existe…! ¡Lo sabré yo! Y aquí empezó todo.

Cuando lo tuve hecho, a mi familia le gustó tanto que uno de mis yernos me animó a patentarlo. Además, lo presentamos a los “V Premios Reus a la Creación de Empresas” y ¡quedé finalista! La condición era ir a la universidad a un curso de administración de empresas. Me hacía mucha ilusión coger cada día el autobús para ir allí. Una vez una pasajera me avisó de que creía que me equivocaba de parada, que la del hospital era la siguiente, pero yo le contesté que no, que iba a la universidad”.

A día de hoy María Teresa Saperas tiene 89 años y la empresa ADZ Nadons está a cargo de su hija Cristina y su nieta. La compañía se ha fundado en Les Borges del Camp, en la provincia de Tarragona, pero venden también online a toda España. Gracias a un microcrédito de MicroBank han podido controlar el proceso productivo y contratar a dos personas más en su taller de producción.

Fuente: https://www.emprendedores.es/