Este miércoles 6 de octubre fueron detenidas tres enfermeras que trabajaban en el Hospital Centinela Jesús María Cazal, en el estado Portuguesa, tras ser acusadas de cobrar en dólares la atención diaria de varios pacientes con COVID-19.

La información fue difundida por el fiscal general de la República, Tarek William Saab, mediante su cuenta en la red social Twitter.

Las ciudadanas en cuestión fueron identificadas como Betty Escobar, Azdaly Mejías y Jania Veroes. Las mismas serán imputadas por el Ministerio Público (MP).

“Dichas enfermeras, según testimonio de varias víctimas, luego de cobrar diariamente una cuota en dólares, dejaban sin atención a las pacientes, al punto de que algunas fallecieron por ello”, recalcó Saab.