El Banco Central de Venezuela está colocando, este lunes 25 de octubre, 50 millones de dólares y 5 millones de euros en las mesas cambiarias de la banca, con el objeto de contener otra posible disparada del tipo de cambio, como efecto de la flexibilización económica en la temporada de fin de año.