Agencia: Mendoza.

El homicida de la maestra Luisa Elena César de Cánchica, muerta de un  balazo el pasado 12 de enero en Guarenas, confesó su crimen por mensaje de texto. “Estoy metido en tremendo lío porque maté a una maestra”, escribió a familiares cercanos.
 Se trata de Jorge Luis Gómez Ojeda (30), alias “Caramelo”, quien  cayó abatido, el lunes,  al enfrentar a fuerzas policiales. A quienes lo intentaron retener cuando mató a la docente, los apuntó con su arma.
El mensaje quedó registrado en el sistema y hallado por expertos de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (Dgcim) en el curso de las investigaciones, informaron ayer, medios capitalinos.
 “Nunca salió de la zona montañosa de La Guairita”, dijeron fuentes militares. “Sabía que lo teníamos cercado. Envió varios mensajes pidiendo dinero a familiares”, agregaron.
“Caramelo” era huérfano y no tenía hermanos. “El caso tuvo resonancia en los medios y cuando sus tíos, los familiares más cercanos que tenía vieron las noticias, lo echaron de la casa”, precisaron reportes.
En la investigación participó la Dgcim porque la docente era esposa del general José Antonio Cánchica, comandante de la Dgcim en Los Llanos.
A las 7:15 am del 12 de enero, “Caramelo”  le disparó a la maestra, de 41 años,  en el robo de su camioneta, una Chery Tiggo, placas AC259AW. El tiro le dio en el cuello y le produjo la muerte instantáneamente.