Scott Kelly experimentó cambios en su cuerpo mientras se encontraba en una base espacial y los científicos investigan cuál es la fórmula para la ‘eterna juventud’.
El astronauta Scott Kelly regresó más joven a la Tierra después de permanecer un año en el espacio, de acuerdo con una investigación de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés), según recogió el lunes el portal El Confidencial.
La investigación muestra que se apreciaron cambios en el proceso interno del cuerpo de Kelly, quien pasó un año en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) y, durante ese período, especialistas monitorearon los procesos de su organismo.
Sus telómeros, que son los cromosomas que participan en la reparación del ADN, eran más largos que los de su hermano gemelo, que permaneció en la tierra”, dicen los científicos de la NASA.
Los resultados fueron sorprendentes: “Sus telómeros, que son los cromosomas que participan en la reparación del ADN, eran más largos que los de su hermano gemelo, que permaneció en la tierra”, conforme a los especialistas.