Por: Julio Ramos

notiexpres24.blogspot.com. Han pasado más de dos siglos y la batalla continua, ahora los enemigos son otros y sus armas más poderosas, los venezolanos continuamos la marcha por seguir siendo libres de toda potencia extranjera, de todo yugo que venga a imponer la esclavitud y el dominio.
Ya en pleno siglo 21 el Comandante Hugo Chávez, trazaba el camino y con su poderoso liderazgo, verbo y visión de futuro alertaba de lo peligroso que es para la independencia la división y toda aquella conducta que nos conduzca a ceder espacios a la contrarrevolución.
El día de hoy no solo se conmemora la firma del acta de la Independencia, hecho histórico que quedó sellado a la posteridad y que daban un mensaje claro a todo aquel que se atreviera a desafiar al pueblo de Bolívar, hemos decidido ser libres y por encima de esa decisión no podrán nada ni nadie.

Era el año 2010 cuando el comandante Chávez, alertaba desde un  discurso en la Asamblea Nacional qué;

 “una verdadera "patota" de delincuentes, estafadores, terroristas, ladrones y malandros, avalados por las élites políticas norteamericanas, lanzaron la semana pasada, en el Congreso de Estados Unidos, una amenaza contra los países que integran el Alba, colocando en la mira principalmente a la Revolución Bolivariana que se lleva a cabo en el país”.
Parafraseando al Libertador Simón Bolívar, ratificó que Venezuela está dispuesta a morir defendiendo la dignidad de la Patria y a la soberanía nacional.

“Si el imperio yanqui, con todo su poderío, decide agredir abiertamente a Venezuela para tratar de frenar esta revolución, estamos dispuestos a morir todos por esta Patria y por su dignidad”, expresó ese día.

Frases para recordar y traer a colación hoy más vigentes que nunca, el imperialismo estadounidense, con el apoyo de la ultraderecha venezolana y continental, pretende destruir el proceso revolucionario de Venezuela no por sus fallas, sino por los aciertos que ha tenido a favor de la población, en especial de aquella de escasos recursos.

El pilar más poderoso de la revolución es la inversión social y hacia allí apuntan las baterías de guerra mediáticas de la derecha y sus aliados internacionales, mientras esto sucede es vital que cada uno de los revolucionarios se afiance aún más en la conciencia de lucha la arremetida de la derecha y del poder económico no tiene comparación.

Hoy vemos como el feroz ataque a la economía pulveriza el sueldo de los trabajadores el Estado en representación de nuestro Presidente Nicolás Maduro hace esfuerzos descomunales para maniobrar este barco y para nadie es un secreto que ya las ratas saltan despavoridas pretendiendo que el barco se hundirá.

Hoy 19 de abril, la gran enseñanza que debemos sacar de todos ante esta situación es que los venezolanos patriotas debemos estar más unidos que nunca, la lucha en contra de la corrupción debe ser aún más contundente, ya llegó la hora de radicalizar las posiciones y el corrupto y reformista debe ser castigado, la eficacia y la eficiencia deben ir agarradas de la mano, de no ser así terminaríamos diciendo como Bolívar, arando en el mar.

Es la lucha entre la hegemonía o supervivencia, como lo dice en su libro Noam Chomsky, quien no dudó en calificar al gobierno de los EEUU, como una verdadera amenaza para todo el planeta, para la especie humana.

Latinoamérica siente el revés a la derecha, Brasil, Ecuador, Argentina, son un ejemplo, hoy sus pueblos sufren la amarga medicina neoliberal y todo sucedió por escuchar los cantos de Sirenas, la falta de conciencia política los llevó a subvertir el modelo que tanto costo llevar por los dignos presidentes Lula, Correa, Cristina.

No todo está perdido y hoy 19 de abril, Venezuela aun lucha, libra la batalla que será larga, solo apenas hemos sentido parte del ataque del imperio norteamericano, que conjuntamente con sus lacayos piden a gritos más intervención y más bloqueo, ante estas amenazas, más conciencia, más compromiso, más trabajo y más revolución. Al conmemorarse un nuevo aniversario del hecho histórico el espíritu de esa fecha sigue vigente en el pueblo revolucionario.
¡Venceremos¡¡