Para aquellos de dudaban de la guerra económica orquestada por las grandes empresas, podrán observar los precios absurdos de los alimentos, después del anuncio presidencial del aumento salarial.
Apenas el ejecutivo nacional decretara el nuevo aumento salarial en 2 millones 555 mil 500 bolívares (2 mil 555 con 50 bolívares soberanos), el pasado lunes 30 de abril, las empresas de alimentos junto a los grandes supermercados de la nación aumentaron indiscriminadamente los precios de los alimentos, sobrepasando estos el millón de bolívares, para golpear el poder adquisitivo del venezolano.

Estas empresas y supermercados atacan directamente a la economía del soberano, sin importarles nada, su único fin es derrocar el gobierno bolivariano a toda costa, asesinando al pueblo de hambre.
 
Sin importarles la advertencia del presidente Nicolás Maduro de tomar medidas fuertes a los supermercados y abastos que aumentaran “a lo loco” los precios de los productos en los venideros días.
 La extrema derecha demuestra su talante fascista, con semejantes aumentos desproporcionados y cumplen su amenaza de doblegar la voluntad del pueblo, que tiene sus esperanzas puestas en la revolución y que está decidida a defenderla a toda costa.