Un grupo enardecido de brasileños protestó de forma violenta en la localidad de Paracaima, fronteriza con Venezuela, contra la presencia de los venezolanos en esa zona. Quemando sus objetos personas y las tiendas de campaña donde dormía, los protestantes hicieron correr a los venezolanos.

Los manifestantes se concentraron desde temprano ante la denuncia anónima de que un comerciante local fue presuntamente agredido por un grupo de venezolanos que posteriormente lo asaltó en su casa, cuando éste se encontraba con su familia.

Efectivos policiales se hicieron presentes en el lugar para intervenir y evitar males mayores. Declararon a medios brasileños que no hubo heridos y que se logró controlar la situación.
Las autoridades brasileñas calculan que cerca de 400 inmigrantes venezolanos cruzan diariamente la frontera con Brasil, en el marco de un éxodo que afecta de manera más notable a otros países de Latinoamérica.




 Fuente: Globovisión/ EFE