Una noche salvaje de sexo y pasión en México terminó en tragedia y muerte. Una mujer fue encontrada culpable de ahogar intencionalmente a su marido mientras ambos realizaban la tradicional pose sexual denominada “69“, informaron los medios internacionales.
Según indicó el reporte que presentó la policía, la pareja había tomado una alta cantidad de alcohol, además de estupefacientes, antes de pasar al momento del amor.
De acuerdo con la declaración de la mujer, entre besos y tragos los dos se dejaron llevar por la tensión del momento. Él se recostó boca arriba, mientras que ella tomó la posición contraria, sobre el cuerpo del hombre.
En ese momento la mujer comenzó a sentir que su esposo pataleaba, aunque le restó importancia a la reacción de su marido ya que consideró que se trataba de la excitación en si. No obstante, fue más tarde cuando descubrió que confundió el placer con el dolor de la agónica muerte que estaba por llegar.
 
Terminado el acto sexual la esposa del fallecido notó que el hombre estaba colorado y al no encontrar respuesta llamó a el servicio de emergencia. Sin embargo, cuando la ambulancia llegó al lugar le confirmaron la peor noticia: había fallecido.
Asustada por la situación, la mujer se dio a la fuga, aunque con el correr de las horas fue encontrada en un restaurante. Además llevaba consigo más de 10 bolsas de la potente droga sintética conocida como “Kokodrile”, por lo que fue trasladada a instancias federales.

 www.lateja.cr