La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ha aceptado la solicitud del equipo Boca Juniors de cancelar el partido contra el River Plate por la final de la Copa Libertadores.

Previamente, el cuadro xeneize divulgó un comunicado en el que solicitó formalmente la suspensión, alegando que el juego de este 25 de noviembre no se produce en "condiciones de igualdad".

De acuerdo con el presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, la solicitud de Boca es válida. "No hay igualdad de condiciones. Hay un equipo que fue agredido", indicó Domínguez en declaraciones a Fox Sports.