El ministro peruano del Interior, Carlos Morán, reiteró este miércoles que Perú da la bienvenida a los venezolanos que llegan a su país, pero enfatizó que aquellos con antecedentes penales o que cometan delitos serán duramente perseguidos.
«Quiero dirigirme a los ciudadanos venezolanos y venezolanas que han ingresado al país para labrarse un futuro mejor, para hacer un trabajo honrado, respetando nuestras leyes, ellos son bienvenidos, son nuestros aliados», declaró Morán, durante la quinta expulsión de venezolanos con antecedentes penales.
El ministro agregó, sin embargo, que «hay un grupo que ha ingresado ocultando su prontuario policial, proclive a cometer fechorías y a generar desorden social con su conducta».
«Estos no son bienvenidos. Yo me dirijo a ellos: mejor váyanse del país, porque van a ser detenidos y expulsados, con ellos vamos a endurecer nuestra política migratoria», enfatizó.
El Ministerio del Interior trasladó este miércoles a un grupo de 45 venezolanos hasta el Grupo Aéreo Militar Número 8, anexo al aeropuerto internacional de Lima, donde fueron embarcados con destino a su país por contar con antecedentes penales.
El ministro agregó que el trabajo con la Interpol ha permitido identificar a 800 venezolanos con historial delictivo que han ingresado a territorio peruano, por lo que se han convertido en «el punto de atención principal» del Plan Migración Segura 2019.
Informó, al respecto, que actualmente hay 334 venezolanos en las cárceles del país, que representan más del 67% de la población penal de extranjeros, y que la Policía Nacional «en los últimos meses ha capturado numerosas bandas compuestas por venezolanos, responsables de asaltos a mano armada contra personas y negocios».
Morán también reconoció que algunos de los expulsados «han vuelto a ingresar irregularmente al país» y dijo que, «para que esto no suceda, la Policía Nacional y Migraciones están intensificando los operativos de control y fiscalización en la frontera norte».
Esos operativos han permitido detener durante septiembre a 890 venezolanos que ingresaron irregularmente al país, por lo que han sido «fichados y se ha declarado inadmisible su ingreso».
«Han sido sacados del país, adicionalmente están prohibidos de ingresar al territorio nacional por 15 años», acotó el ministro.
Hasta el momento, la Policía Nacional ha capturado a cuatro venezolanos, entre ellos una mujer, y sigue buscando a otras personas que aparecen en vídeos grabados por cámaras de seguridad y con los celulares de los propios implicados.
Al referirse a este caso, Morán señaló que la investigación se mantiene «todavía en sus canales de reserva», pero aseguró que «este crimen no va a quedar impune».
«Los detenidos van a ser sometidos a un proceso judicial, eventualmente van a ser condenados y purgarán prisión en el país», remarcó.