Una extensa y argumentada investigación elaborada por la periodista estadounidense Anya Parampil para el sitio web The Grayzone revela el entramado de corrupción y soborno en perjuicio del Estado venezolano en el que está incurso José Ignacio Hernández, quien hasta julio fungió como “procurador” del inexistente “gobierno” del diputado opositor Juan Guaidó, según reseña un trabajo en el sitio web del ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores.

sobornos petroleros expone el doble juego corrupto del ‘procurador general’, la periodista norteamericana, corrobora como el abogado Hernández habría cobrado honorarios lucrativos como mercenario legal para los saqueadores corporativos de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

A través de las pesquisas se comprueba que el testimonio del abogado fue comprado por gigantes petroleros extranjeros con interés en defraudar a Pdvsa por miles de millones de dólares, en una demanda desestimada el año pasado por un tribunal de distrito de Florida sobre un caso de soborno multimillonario en marzo de 2018, informa el sitio del Mppre.

“El testigo experto que se presentó ante el tribunal para deslegitimar el caso del Gobierno venezolano fue Hernández, un abogado de la oposición”, indica.

Parampil puntualiza que Hernández también dio testimonio a la empresa minera canadiense Crystallex para apoyar la lucha legal de la compañía contra el Gobierno de Venezuela y además “cosechó un pago de 163.000 dólares del Grupo Europeo OI a cambio de su testimonio contra Caracas. En el caso del Fondo Fiduciario para Litigio de Pdvsa que fue desestimado en 2019, se le pagó 350 dólares por hora por su análisis”, apuntó.

La periodista indicó en su investigación que mientras Hernández usurpó el cargo de Procurador General, emprendió varias acciones que apoyaron los argumentos legales de empresas contra el Gobierno venezolano y que debido a sus cuestionables maniobras legales, Citgo Petroleum, el activo internacional más valioso de Venezuela, será liquidado para satisfacer las demandas de arbitraje multimillonarias contra Caracas.

Sobre este escándalo, en una declaración mediática el 18 de junio de este año, la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, acusó a José Ignacio Hernández de pertenecer a una organización criminal, liderada por los golpistas Juan Guaidó y Leopoldo López, para desfalcar las arcas del Estado venezolano en el extranjero, en connivencia con el Gobierno de Estados Unidos y su estrategia de presionar un cambio de régimen en el país para imponer una gestión afín a sus intereses corporativos, se lee en el trabajo especial del ministerio.