Si piensas en refrescar tus días con una merienda deliciosa. El día de hoy traemos la receta más fácil que harás.

¿Quieres matar tu antojo degustando de un cremoso helado de cambur, pero no tienes nevera? Si es así, no te preocupes, esta receta que te ofrecemos se elabora sin heladera y con solo 1 ingrediente.


Los cambures muy maduros ya no tienes que desecharlos cuando estén demasiado blandos para comerlos al natural. ¿Te atreverías a prepararlo?
Ingredientes:

– 4 cambures pequeños o medianos

Preparación: :

1.- Escoge los cambures más maduros que tengas. Pélalos, desecha las fibras y córtalos en rodajas de 1 o 2 centímetros de grosor. Ponlos en una bandeja en una sola capa. Lleva a congelar por un par de horas.

2.- En caso que no vayas a prepararlo de inmediato, extrae las piezas de cambures una vez que se haya congelado. Guárdalas en una bolsa o recipiente con tapa y reserva.

3.- Tritura el cambur con ayuda de un tenedor hasta conseguir una masa como puré, procura que no queden grumos en la mezcla.

4.- Una vez listo la crema, vierte en pequeños vasos y guárdalas unos minutos en el congelador antes de servir. Puedes acompañar este delicioso helado de cambur con nata montada, chocolate fundido o barquillos.