Este problema puede ser una verdadera molestia y también puede ser causa de burlas, sin embargo todo tiene solución ¡Mira estos 5 consejos para eliminar este problema de una vez por todas!.

El mal olor en los pies o porobromhidrosis como se le conoce en el ámbito médico, es una de las afecciones más vergonzosas y desagradables.

Lo primero que debes saber, es que la causa del mal olor en los pies es causado por la presencia de bacterias debido a la humedad causada por el sudor.

Y, entre otras cosas, este trastorno es acelerado pro varios factores, como una mala alimentación (sobre todo aquellas dietas muy altas en grasa) o por la aparición de hongos en los pies.

Otro factor que influye en el mal olor en los pies puede ser situaciones de alto estrés y, por supuesto en los adolescentes es mucho más común debido a la acción de las hormonas.

Es por ello, que algunos consejos que ofrecen los dermatólogos y podólogos para eliminar el mal olor en los pies son los siguientes:

Aseo frecuente: Una buena rutina de aseo de los pies, que incluya abundante agua y jabón antibacteriano (que reduce la sudoración y elimina las bacterias), es básica para evitar el mal olor en los pies, sobre todo después de usar por muchas horas zapatos cerrados.

Seca bien tus pies: De nada te servirá lavar bien los pies si los dejas húmedos y luego te pones los zapatos o medias. Después de la ducha,tómate tu tiempo para secarlos bien, sobre todo entre los dedos, que es la zona donde generalmente aparecen los hongos, el más común de ellos: El llamado pie de atleta.

Usa desodorante en spray: Antes de colocoarte las medias y calzarte, rocía tus pies con un buen desodorante para pies en spary. También existen algunos talcos antitranspirantes que tienen como componente base los polvos bóricos que son muy efectivos.

No uses todos los días el mismo calzado: Cada vez que usamos un calzado, éste acumula humedad. Procuera variar tu calzado para que des tiempo a que se seque correctamente y no queden restos de sudor. Es recomendable que los coloques unas cuantas horas al sol en una ventana o un jardín.

Selecciona medias de algodón: Los tejidos de algodón protegen el pie de los roces del zapato, pero al mismo tiempo dejan a la piel «respirar». En cambio, los tejidos sintéticos, suelen hacer sudar más el pie.