Julio Ramos

Guárico: El mes de diciembre representa la oportunidad de dar un respiro en pandemia, gracias a las medidas de relajación ofrecidas por el gobierno del presidente Nicolás Maduro, de  compartir en espacios públicos pese a que el Covid-19, pulula en todas parte.

En el Centro de Valle de la Pascua, se pudo observar que las medidas de bioseguridad no se cumplen y que además el distanciamiento social brilla por su ausencia haciendo de esto un riesgo potencial a contagios por este virus que ya ha cobrado victimas numerosas solo por hablar del municipio Infante.

La fiebre del consumo sin medir las consecuencias se apoderó de todos a solo dos días del 24 de diciembre, mientras esto sucede las autoridades no toman cartas en el asunto ante el llamado que realizó el Presidente de la república a cuidarse y resguardar la seguridad ante una pandemia que hace estragos a nivel mundial.

En distintas alocuciones el presidente Nicolás Maduro, hace mención a retomar la cuarentena radical, tomando en consideración un repunte en casos para el mes de enero.