Julio Ramos

Anzoátegui.  Conmoción ante una tragedia cuando un niño de 9 años murió y su hermano de 4 años que se encuentra bajo observación médica, en delicado estado de salud, luego de consumir frutos de píritu macerados en una botella de ron.

El hecho ocurrió en la calle Yaguaraparí, en la población Boca del Pao, municipio Francisco de Miranda del sur de Anzoátegui, donde los niños comieron las frutillas la noche del 31 de diciembre de 2020.