Raúl Ojeda Rondón es el investigador principal del proyecto que certifica que el Carvativir es un medicamento eficaz contra el coronavirus.

El Carvativir es una línea de investigación

“Es importante aclarar que esta es una línea de investigación científica del Estado venezolano a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que comenzó en el mes de marzo y finalizó en diciembre”, señaló.

Destacó que, además del Ministerio de Ciencia y Tecnología, están involucrados otros organismos: el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses y el Ministerio de Salud.

Indicó que se han cumplido tres fases, como exige la normativa internacional, vigilados y acompañados por el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel y un comité de bioética integrado por 14 especialistas de diversas áreas.

“Es un estudio multicéntrico, aleatorio y con placebo”, explicó.

Se utilizó el análisis estadístico Kaplan-Meier, que es el que empleado por la Universidad de Oxford y por los rusos. “Es un sistema que permite evaluar la data y establecer cómo fue el comportamiento de ciertos parámetros clínicos con respecto de un medicamento, una molécula y un placebo”, indicó.

“Esta es una investigación científica, no política. Se hicieron pruebas en Turquía, en Irán y en Estados Unidos”, reveló.

‒¿Qué es el Carvativir?

‒No es un monte ni un aceite esencial. Tampoco te lo comes. El Carvativir es una molécula que se extrae de un fitoquímico, se purifica y se modifica, y se coloca en un excipiente, que es el vehículo que va a transportar la molécula en el cuerpo humano. El excipiente que usamos es el escualeno, que permite darle celeridad a la respuesta inmunitaria del sistema inmunológico de los pacientes que estamos tratando con isotimol modificado. Lo modificamos para producir un medicamento que tiene una potencialidad terapéutica. No es un aceite de orégano. El Carvativir una molécula purificada, sintetizada, modificada, con un excipiente que tiene alta propiedad para estimular la respuesta del sistema inmune e innato del ser humano. Lo verificamos con pruebas clínicas y paraclínicas. Con laboratorios bien reconocidos.

‒¿Qué pasos se siguieron antes de los ensayos clínicos?

‒Antes de los ensayos clínicos contamos con una etapa preclínica: en el IVIC se hicieron varias pruebas. Se probó el Carvativir en ensayo in vitro, en unas células infectadas. Ahí se verificó cómo era la inhibición de la replicación viral. En Turquía se trabajó con un modelo de ratones. Se verificó si había o no actividad antiviral en una moduladora. Posteriormente se hizo un ensayo in silico en Venezuela.

‒¿Qué hace el Carvativir a los pacientes con coronavirus?

‒El Carvativir presenta científicamente, con evidencias, una acción terapéutica. Sirve para tratar una enfermedad y lograr la recuperación del paciente en un tiempo determinado. Los ensayos clínicos nos dan una media. El Carvativir reduce el tiempo de recuperación hospitalaria porque acelera la respuesta inmunológica. Eso es parte de los hallazgos de Venezuela. Se logró determinar que tiene actividad terapéutica antiviral. La molécula inhibe la replicación viral en las células humanas. La carga viral la va disminuyendo. Potencia asimismo facultades inmunomoduladoras. Disminuye, lo que nosotros llamamos en medicina, la tormenta de citoquinas, que no es más que la respuesta exagerada del sistema inmunológico, lo que se conoce como la inflamación pulmonar a través de una neumonía atípica por covid-19. Allí es donde entra el proceso de intubación.

‒¿Evaluaron todo tipo de pacientes?

‒Tuvimos pacientes en condición leve, moderada y grave. Hubo pacientes sin oxígeno, con oxígeno a baja velocidad, con oxígeno suplementario a alta velocidad y pacientes intubados. El Carvativir sí tiene actividad terapéutica para tratar el covid-19 porque permite una recuperación satisfactoria y evita la tormenta de citoquinas y, en muchos casos, la muerte.

‒¿Han informado a la Organización Mundial de la Salud?

‒Sí. Hemos venido conversando con la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, pero ahora vamos a hacerlo oficial. Vamos a entregar la investigación que hemos hecho en Venezuela con las evidencias clínicas y paraclínicas. Nosotros como investigadores estamos solicitando que la OMS venga a validar, certificar, lo que estamos haciendo.

‒¿Es milagroso el medicamento?

‒Es efectivo. La recuperación es satisfactoria. El problema del covid-19 es inmunológico. Con el Carvativir, como lo acabo de explicar, permite dar una respuesta satisfactoria en la recuperación de los pacientes. Esto es un tratamiento. Con el Carvativir estamos reduciendo los tiempos de recuperación y logramos que tengan un poscovid menos agresivo que lo que se ha tenido normalmente. Eso está en evaluación. Esto no termina.

‒¿Qué viene ahora?

‒Viene la fase 4: la producción en masa del medicamento y un proceso de farmacovigilancia. Vamos a evaluar cómo se comporta el medicamento en la población general. Nos vamos a abrir a todas las comunidades científicas del país y del extranjero para que vean lo que hemos obtenido hasta el día de hoy.

https://www.elnacional.com/venezuela/