Eligio Rojas
Mayo 21, 2021

Grupos armados de estirpe colombiana están presuntamente instalados en territorio del municipio Juan José Rondón (Las Mercedes del Llano), sur de Guárico, de acuerdo a reportes militares. Precisamente en Cabruta, una parroquia de ese municipio, ocurrió el miércoles pasado un ataque a una patrulla policial donde fue asesinado José Gregorio Palacios, jefe de la Dirección de Inteligencia y Estratégica de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes) en Guárico. Las primeras indagatorias revelan que los atacantes forman parte de grupos irregulares asentados en la zona quienes rescataron a dos mujeres (madre e hija) las cuales estaban retenidas por una comisión de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El extenso parque nacional Aguaro-Guariquito (5.857 kilómetros) y el paso del río Orinoco por la zona, proporciona condiciones de comunicación y movilidad para las actividades delictivas de dichas organizaciones criminales, dedicadas mayormente al tráfico de drogas, secuestro y extorsión. En las inmensidades del mencionado parque, descubrieron el pasado 28 de abril una finca empleada para procesar cocaína. La finca San Onofre, ubicado en el citado municipio guariqueño, poseía una pista de aterrizaje de 700 metros de largo por 25 de ancho.

Dentro de la propiedad localizaron nueve armas de fuego, 658 municiones, 120 sacos de urea granulada de 50 kgs; dos sacos de soda cáustica de 25 kgs; un saco de cal y mil litros gasolina, dice el reporte.

Un aproximado de nueve pistas clandestinas similares a la detectada en San Onofre, ha sido destruidas por la Guardia Nacional Bolivariana dentro del parque Aguaro-Guariquito entre 2014 al presente, según datos proporcionados por la Superintendencia Nacional Antidrogas.

Modalidades importadas. Parte del municipio guariqueño Francisco de Miranda (Calabozo), también forma parte del Aguaro-Guariquito. En la zona se han detectado asesinatos mediante modalidades muy similares a las empleadas en Colombia por grupos irregulares, según las investigaciones. El pasado 9 de febrero localizaron cuatro cadáveres amarrados en una finca que da hacia el referido parque nacional, concretamente en el sector Venegas, Calabozo (Gua).

Los cadáveres fueron hallados por vecinos en la vía Guariquito del mencionado municipio llanero. Estaban dentro de los predios de una finca, boca abajo, en avanzado estado de descomposición y esqueléticos ya que fueron devorados parcialmente por aves carroñeras. Los cuerpos se encontraban atados con un mecate que los enlazaba a todos por las muñecas. Presentaban tiros en la cabeza. Al parecer fueron 12 sujetos armados quienes interceptaron a los cuatro hombres y le dieron muerte con armas de fuego.

La presencia de los irregulares no se reduce al sur de Guárico. En un territorio cercano fue abatido, Olivio Iván Merchán Gómez, alias Loco Iván, uno de los principales líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en su expresión disidente, los mismos que ahorita combaten con unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en Apure.

Loco Iván estaba en La Potura, una finca del sector La Cochinera, municipio Angostura del Orinoco (Bol), donde el Ejército ejecutó la operación Macizo Guayanés abatiendo a cuatro irregulares, según informes.

Ya en octubre de 2004, el Ejército venezolano había tropezado con grupos irregulares al sur de Guárico. De hecho en esa ocasión capturaron a cuatro presuntos integrantes del Frente Móvil de las Farc “Negro Acacio”. La detención se produjo en Caicara del Orinoco, una población del estado Bolívar vecina de Cabruta. Los separan pocas “leguas” del río Orinoco.