"Nos preocupa seriamente el agravamiento en la frontera entre Venezuela y Colombia, donde las Fuerzas Armadas venezolanas vienen tratando durante las últimas semanas de evitar que unidades armadas ilegales y grupos narcotraficantes ingresen al país. Estos enfrentamientos armados, que se han intensificado en los últimos días, han provocado numerosas víctimas. Un posible deterioro de la situación podría tener consecuencias extremadamente negativas para la estabilidad y la seguridad regionales", advirtió el jueves 13 de mayo en conferencia de prensa la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zakharova.

La vocera del Gobierno de Vladimir Putin afirmó que "la normalización en las regiones fronterizas podría promoverse mediante contactos directos entre las autoridades competentes de Venezuela y Colombia".