La ofensiva israelí en Gaza entra en su segunda semana con un balance de 198 palestinos muertos. Y Netanyahu cumple con su promesa de recrudecer los ataques. Cada hora, tres niños resultan heridos por los bombardeos israelís en la Franja, según Save The Children. Israel presume de haber alcanzado los túneles de Hamás mientras la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos habilita 40 de sus escuelas para acoger a más de 34.000 refugiados. "No es suficiente", ha exigido el primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, ante la ausencia de acciones más concretas por parte de la comunidad internacional.

"Naciones Unidas debe emitir una resolución que describa todas estas acciones como ilegales e ilegítimas contra el pueblo palestino", ha dicho Shtayyeh exigiendo sanciones contra Israel. Hady Amr, el enviado estadounidense para mediar con las partes, se reúne este lunes con representantes palestinos después de hacerlo el domingo con los israelís. "Mi Administración continuará involucrando a palestinos e israelís y otros socios regionales para trabajar hacia una calma sostenida", ha dicho el presidente estadounidense, Joe Biden.

Infancia amenazada

Al menos 198 palestinos han muerto, entre los cuales se cuentan 58 niños, por los bombardeos israelís en la Franja de Gaza. Más de mil personas, incluidos 366 menores, han resultado heridas. "¿Cuántas familias más necesitan perder a sus seres queridos antes de que la comunidad internacional actúe?”, ha dicho Jason Lee, director de Save the Children en Palestina.

"Las familias de Gaza y nuestro personal nos dicen que están en un punto de ruptura, que están viviendo en el infierno sin ningún lugar donde buscar refugio y aparentemente sin un final a la vista", ha denunciado Lee. Con la oscuridad de la noche llega el mayor miedo. En una cruel técnica, Israel bomb
ardea durante toda la noche privando de sueño a una población ya de por sí castigada.

https://www.elperiodico.com/es