#DéjameContarte que la querofobia es el miedo irracional a ser feliz. Este trastorno del comportamiento está en estudios e investigaciones por lo que aún no se encuentra contemplado en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales; sin embargo, se manejan definiciones y sintomas...

Algunos especialistas clasifican la querofobia como una forma de trastorno de ansiedad. En este caso, dicha ansiedad esta relacionada con la participación en actividades que puedan generar una sensación de felicidad.

¿UNA PERSONA CON QUEROFOBIA SIEMPRE ESTÁ TRISTE?

Pues no. La persona que sufre esta fobia evade cualquier actividad que pueda generar alegría, diversión o cualquier cambio positivo. Todo por el temor a que algo malo le sucederá.

Sus pensamientos son a modo fatalista, por ejemplo: “me estoy riendo mucho, seguro voy a llorar"; “no me voy a alegrar porque si lo hago  después me darán una mala noticia...”

¿QUIÉNES PUEDEN PADECER QUEROFOBIA?

Las personas que no han sabido procesar eventos traumáticos en sus vidas y los relacionan con los buenos momentos.

La gente introvertida, por su comodidad al preferir lugares solos, silenciosos, poca socialización.

Algunos fanáticos al trabajo,  que se mantienen cargados de ocupaciones y terminan caracterizando cualquier actividad divertida como improductiva.

¿LA QUEROFOBIA TIENE CURA?

En vista de que este comportamiento no se ha estudiado como un trastorno por separado, no existen medicamentos farmaceuticos que se puedan prescribir, pero si hay muy buenas sugerencias que incluyen:

Practicar actividades antiestrés.

Practicar algún deporte, actividad o física.

Participar en eventos recreativos y divertidos, reuniones familiares, de amigos, entre otros.

 

¿QUIEREN MI SUGERENCIA PARA CURARSE O PREVENIR LA QUEROFOBIA?

¡RÍASE!, atrévase a construir recuerdos bonitos con sus seres queridos.

No sienta vergüenza de sus ocurrencias, sea usted sin importar los encasillamientos sociales ni las etiquetas.

DISFRUTE cada momento y vívalo como si fuera el último de su vida. 

RECUERDE que somos hechos a imagen y semejanza de un Dios alegre, que nos ama a pesar de nuestras fallas, que le puso color y música a su creación. 

El sabio Rey Salomón escribió en uno de sus proverbios:

“Un Corazón alegre es la mejor medicina; un ánimo triste deprime todo el cuerpo”

Pon esta palabra en acción y libérate de la querofobia