Se ha develado otro acto de corrupción que implica al ex «procurador», José Ignacio Hernández, designado por Juan Guaidó, quien recibía la cantidad de 350 dólares por hora para proporcionar un testimonio experto que invalidara la demanda que hacía PDVSA a estafadores que robaron a Venezuela en 2004.

La demanda fue sacada en marzo del año pasado, ya que el Tribunal de Distrito de los EEUU en el sur de la Florida reconoce a Guaidó como legítimo representante.

Hernández quien cinco meses antes de su asignación como representante de Venezuela ante los tribunales estadounidenses, estaba implicado en esta demanda por su “colaboración” con Rene Hecker Puterman quien en 4 meses sustrajo de PDVSA 450.000 dólares.

Este modo de actuar también se repite en las demandas que Venezuela hizo en tribunales estadounidenses sobre los casos Helsinge, Cystallex y Owens Illinois. Donde aparece la vinculación del ex procurador.

(LaIguana.TV)
Artículo Anterior Artículo Siguiente