El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, inaugura este jueves desde el sector Boca de Pozo, parroquia San Francisco de la Isla de Margarita, la tercera planta desalinizadora más grande de América Latina.
 La estructura representa un hito en la entidad ya que coadyuvará a la consolidación de un sistema urbano de distribución de agua potable a todas las comunidades de la parroquia, que no cuenta con un sistema de distribución permanente.

Con la obra se benefician más de 90.000 habitantes de todo el municipio, y contará con una sub planta de procesadora de hielo y una embotelladora.
El costo de la obra supera los 250.000.000 de yuanes, y será manejada de a través de las mesas técnicas de agua y salas de gestión comunitaria.

Tendrá una capacidad de 110 litros por segundo.

La planta almacenará 2.000.000 de litros de agua y también surtirá del vital líquido al municipio Tubores.
El presidente también inaugurara una planta desalinizadora en Vargas y Falcón, y anunciara diversos instrumentos legales para la preservación del agua.
AVN