ÚN.-  El Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica, rechazó este miércoles las acciones por parte del personal diplomático nombrado por el diputado, Juan Guaidó, que tomaron por la fuerza las instalaciones de la embajada de Venezuela, violando el derecho internacional y atentado contra la vida de los funcionarios acreditados por el Gobierno Bolivariano, representado en el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Ante esto, el Gobierno de Costa Rica, cuestionó las acciones como un procedimiento inaceptable que lesiona las normas elementales diplomáticas de respeto y confianza de las relaciones en la comunidad internacional.

Pese a que el Estado costarricense dio un plazo de 60 días a los funcionarios del Gobierno Bolivariano —contraviniendo el respeto en los asuntos internos de los países—para abandonar el país, la representante de Guaidó, María Faría, tomó por asalto las instalaciones diplomáticas.
Al respecto, la cancillería de Costa Rica, expresó su rechazo a la actuación y en las siguientes horas entregará a Faría, una nota diplomática reiterando su “desacuerdo con lo sucedido”.

Costa Rica forma parte del denominado Grupo de Lima, conformado por países latinoamericanos, y del Grupo de Contacto integrado por la Unión Europea (UE) y un grupo de países de Latinoamérica, quienes de manera injerencista y violando las más elementales normas del derecho internacional, se han sumado al llamado a una intervención estadounidense contra Venezuela.