Julio Ramos

Guárico. LAS MERCEDES DEL LLANO.- Luego de compartir en una fiesta con su hermano y amigos hasta la madrugada Carmen Aponte González de 23 años, disidió quitarse la vida ingiriendo un potente veneno, fuentes extraoficiales informaron que Carmen había resuelto tomar esta decisión tras haber estado en estado depresivo por la muerte primero de su padre y nueve meses después de su madre.

Carmen luego d llegar a la fiesta llegó el pasado domingo 8 de septiembre a la vivienda donde residía ubicada en sector el Gavilán calle Principal, del municipio Juan José Rondón, la fuente citó que la infortunada había tomado de un veneno denominado Potrerón combinado con 24-D, que se encontraba depositado en un envase de leche y que al llegar el hermano la encontró inconsciente en el piso de la casa.

Los familiarizares enseguida llevaron a Carmen, al centro médico más cercano y se vieron en la necesidad de trasladarla hasta la cuidad de Valle de La Pascua, donde fue atendida por los galenos de guardia, a pesar de los esfuerzos de los lavados realizados esta mujer falleció a la 1: 30 de la tarde.
Relata la fuente que esta mujer había caído en un estado depresivo a raíz del asesinato de su padre en manos del hampa y que meses más tarde su madre también murió a causa de una enfermedad, al parecer este cumulo de circunstancias llevaron a esta técnico radiólogo a quitarse la vida.

Funcionarios adscritos al Cicpc, de la cuidad de Valle de La Pascua, acudieron al hospital de Valle de La Pascua, con la finalidad de aperturar las investigaciones, el cadáver fue trasladado a la morgue del hospital, donde le fue realizada la necropsia de rigor.