La princesa Sofía de Suecia se sumó a los esfuerzos para la lucha contra el coronavirus, y se unió a la primera línea de doctores en el hospital Sophiahemmet, del cual es presidenta honoraria, para ayudar a pacientes de COVID-19.

Después de completar un programa intensivo de capacitación en línea, la integrante de la realeza de 35 años comenzó a trabajar en el hospital.

Para su primer día en el trabajo, donde asistirá al personal del hospital con tareas no médicas, la esposa del príncipe Carl-Philip posó para una foto junto a otros trabajadores que usaban batas y zapatos blancos.

Sofía, llevaba una etiqueta de identificación y su cabello recogido en una práctica cola de caballo.

El hospital ha sido saturado debido a la crisis sanitaria que se vive en todo el mundo por la pandemia de COVID-19, lo que llevó al lanzamiento del programa de entrenamiento de emergencia.

Ahora, 80 personas por semana completan el curso que tomó la Princesa Sofía, para poder ayudar al personal médico.

La Corte Real informó en un comunicado el miércoles pasado, "En la crisis en la que nos encontramos, la Princesa quiere involucrarse y hacer una contribución como trabajador voluntario para aliviar la gran carga de trabajo de los profesionales de la salud".

Una portavoz del Hospital Sophiahemmet, que aún no tiene casos confirmados de coronavirus, explicó que Sofía y sus compañeros voluntarios no trabajarán directamente con los pacientes, sino que apoyarán a los médicos y enfermeras.

"Pueden desinfectar equipos, hacer turnos en la cocina y limpiar", dijo Pia Hultkrantz,

Al igual que muchas personas en todo el mundo, la familia real sueca ha seguido las medidas de confinamiento para evitar la propagación del virus por lo que trabaja desde casa durante la cuarentena.

De hecho, todo el clan de la realeza se puso al día para la Pascua durante el fin de semana pasado a través de una video llamada. 

La transmisión incluyó al rey Carl Gustaf y a la reina Silvia de Suecia, la princesa Heredera Victoria, el príncipe Heredero Daniel y sus dos hijos: el hijo príncipe Oscar, de 4 años, y su hija, laprincesa Estelle, de 8.

El príncipe Carl-Philip y la princesa Sofía también se unieron a sus dos hijos pequeños, el príncipe Alexander y el príncipe Gabriel, a quienes su abuelo les quitó sus títulos de SAR el año pasado.

No es la primera vez que Sofía Hellqvist muestra su solidaridad. En 2009 se marchó como voluntaria a Ghana para construir un centro para mujeres. Fue de regreso a Suecia cuando conoció a su príncipe.

Su reciente participación en el hospital de Estocolmo fue un gesto que le acerca aún más a toda la familia real que al principio vio con recelo la relación de la pareja por el pasado televisivo de Sofía, además de que también fue modelo.